Daños que produce la contaminación electromagnética en la telefonía móvil
Enlaces
Daños que produce la contaminación electromagnética en la telefonía móvil

Imagen
 
Introducción

La contaminación se ha convertido en un problema a escala planetaria, con consecuencias graves para el medio ambiente y la salud humana. Por desgracia en vez de mejorarse, en los últimos años, a los contaminantes ya conocidos se ha venido a sumar la contaminación electromagnética, como subproducto del desarrollo tecnológico masivo basado en la electricidad y las comunicaciones.
Cuando nos referimos a contaminación electromagnética o electropolución, hablamos de la contaminación producida por los campos eléctricos y electromagnéticos, como consecuencia de la multiplicidad de aparatos eléctricos y electrónicos que nos rodean por todas partes, tanto en nuestro hogar como en el trabajo. Son radiaciones invisibles al ojo humano pero perfectamente detectables por aparatos de medida específicos.
Dada la proliferación incontrolada de fuentes de contaminación electromagnética a nuestro alrededor, son múltiples los científicos de renombre internacional que han mostrado su interés por el tema, advirtiendo del creciente riesgo a que nos vemos sometidos; en este sentido, apuntan no pocas investigaciones publicadas en prestigiosas revistas científicas. Entre los efectos adversos publicados en estas investigaciones podemos destacar los siguientes: cefaleas, insomnio, alteraciones del comportamiento, depresión, ansiedad, leucemia infantil, cáncer, enfermedad de Alzheimer, alergias, abortos, malformaciones congénitas, etc.
Las emisoras de radio y TV, así como las estaciones base de telefonía móvil son fuente de contaminación , La contaminación es en el nivel de radiofrecuencia y microondas (desde 100 KHz - 300 GHz). Los campos electromagnéticos producidos son pequeños, aunque en la cercanía de las antenas emisoras (dependiendo de su potencia y frecuencia) pueden alcanzarse niveles de densidad de potencia y campo eléctrico perjudiciales para la salud. Además, estas radiaciones tienen un gran alcance y están experimentando un crecimiento exponencial, por lo que afectan a un sector cada vez más amplio de la población.
Los teléfonos móviles emiten y reciben en el rango de las microondas, en UHF (concretamente Los teléfonos móviles emiten y reciben en el rango de las microondas, en UHF (concretamente entre 900 y 1.800 megahertzios), frecuencias utilizadas también en otras comunicaciones, como la televisión
En este momento hay en el mundo más de quinientos setenta millones de personas que utilizan teléfonos móviles. Ericsson calcula que esta cifra se elevará a mil cuatroscientos millones en los próximos cinco años.

Recomendaciones para usuarios de teléfono móvil
Procura no usar teléfonos móviles. Si lo haces, que sea para conversaciones cortas.
Si tu teléfono tiene opción de "manos libres", úsalo siempre que te sea posible, pero sin utilizar audífono. El audífono puede actuar de antena y concentrar aún más las ondas.
Al hablar, aleja el teléfono de la cabeza todo lo que puedas.
El teléfono en modo de espera o "stand by" también emite radiaciones, que pueden afectar a los órganos más próximos: riñones, matriz, ovarios, hígado, testículos... Si puedes, desconéctalo. Y si has de tenerlo conectado, aléjalo de tu cuerpo cuanto puedas.
imagen
 
Daniel Bustinza C.
Universidad Nacional de San Agustín
Facultad de Ing. Electrónica
Arequipa-Perú
danielbustinza@hotmail.com
Escríbeme
Me interesa tu opinión